Bienvenido al Centro de recursos en Fibrosis Quística

Si acepta acceder al Centro de Recursos está confirmando que usted es un profesional de la salud.

Usted está aquí

Evolución de los pacientes con fibrosis quística tratados por infección de Mycobacterium abcessus

Abstract 308 - Outcomes of mycobacterium abscessus treatment in patients with cystic fibrosis

Las recomendaciones para el tratamiento de infecciones por micobacterias atípicas (Non tuberculosismycobacteria NTM) y especialmente Mycobacterium abcessus (MAb) indican que se requiere un tratamiento intensivo inicial por vía intravenosa de una duración de 3 a 12 semanas, seguido de un tratamiento oral y/o por aerosol combinando varias moléculas activas hasta la erradicación de la NTM. Antes de que se publicasen estas recomendaciones, los autores habían contribuido con su experiencia en el tratamiento de estas infecciones de Mab a través de un estudio con 37 niños que habían sido sometidos a un seguimiento entre 2006 y 2014 en su centro. Los pacientes incluidos en este estudio, con una edad media de 14 años, tenían un VEMS medio de 81% al principio del tratamiento, y presentaban un descenso anual medio del 2,3%. La fase inicial del tratamiento parenteral tenía una duración media de 36 días. El antibiótico más utilizado era la amikacina, seguido de la cefoxitina y la claritromicina; los menos usados eran el imipenem y la tigeciclina. En el 61% de los casos, en la fase de ataque se utilizaba una antibioterapia triple usando cefoxitinam, claritromicina y amikacina. El seguimiento de la función respiratoria mostraba que la mejora funcional aumentaba hasta los 60 días de tratamiento, pero que esta se estancaba a partir de los 90 días. Al principio, los pacientes con VEMS más alto eran aquellos que menos mejoraban a largo plazo. Tras la fase intensiva del tratamiento, la función respiratoria parecía que no se deterioraba. Solo el 38% de los pacientes alcanzaban la erradicación de la Mab, con una ausencia de esta en 3 cultivos sucesivos negativos en un período de 6 meses. Los autores no han determinado que haya factores como la edad, un régimen o una estrategia terapéutica inicial que tengan un efecto más beneficioso en cuanto a la erradicación de la Mab. Sin embargo, han observado que el uso de la claritromicina tenía a menudo conexión con la erradicación de la Mab. A pesar de las numerosas limitaciones, este estudio destaca la importancia de la fase inicial del tratamiento por vía intravenosa intensiva y del uso de un macrólido. La erradicación solo se obtiene en un poco más de la tercera parte de los casos.


Extraído de la comunicación de Charles Esther, Universidad de Chapell Hill, EE.UU. 

Autor

Pr Philippe Reix

Servicio de pneumología, alergología, fibrosis quística - Centre de Compétences Maladies respiratoires rares de l'Enfant
CHU de Lyon HCL - GH Est-Hôpital Femme Mère Enfant

59 Boulevard Pinel
69677 BRON CEDEX
FRANCE

  • Con el aval de la Sociedad Española Fibrosis Quística

  • ACCEDA A LA WEB DEL NACFC 2016

    Descubra el programa de la NACFC 2016 en la web oficial de la North American Cystic Fibrosis Foundation.